Weber, líder europeo en el diseño, fabricación y comercialización de morteros y de soluciones constructivas para la edificación, ha participado en la rehabilitación de un edificio en Gijón conservando la estética original y mejorando la eficiencia térmica y acústica del inmueble, incorporando sistemas weber de aislamiento por el exterior. La actuación, ejecutada por la empresa GarcíaRama, ha merecido el diploma de honor a la mejor fachada rehabilitada en la XIII edición del Concurso de  Fachadas Plomadas de Plata, organizado por Asturcon (Asociación Asturiana de la Construcción).

Se trata de un edificio de ocho plantas, proyectado en 1955, con acabado exterior a base de piezas cerámicas de ladrillo caravista y “gresite” en su fachada principal y pintura sobre acabado de mortero en patios y medianeras que mostraba patologías severas de humedades y desprendimientos.  

La fachada principal se renovó totalmente y se consolidó el soporte previamente. Posteriormente se procedió a su revestimiento con sistema SATE weber.therm ceramic con acabado de plaqueta de ladrillo caravista, del mismo modo en la zona con viejo acabado “gresite” se regeneró minuciosamente la base de molduras y se revistió con sistema SATE weber.therm ceramic con nuevo acabado “gresite”.

En todos los casos se ejecutó mediante colocación de placas de poliestireno expandido grafito de alta eficiencia (32mW/m.K), siempre a tope y rompejuntas, con el mortero polimérico monocomponente e impermeable weber therm base, colocado mediante presión sobre el soporte. Como fijación mecánica se utilizaron espigas de alta resistencia con el fin de asegurar las exigencias de peso adicionales del revestimiento cerámico de acabado, consolidando la transferencia de esfuerzos con la aplicación con mortero weber.therm.base  aplicado con llana, armado con dos mallas de fibra de vidrio solapadas en sus juntas 10 cm. La zona de vierteaguas y cubre-muros se reforzó con faldón metálico con solape lateral, asegurando la impermeabilidad y la necesaria compatibilidad mecánica por dilatación.

En el resto de la envolvente se instalaron paneles aislantes de baja conductividad térmica (23mW/m.K), previo consolidado de las superficies existentes, fijados mecánicamente y dotados de sistema drenante y anti-infiltración. La nueva superficie de calidad auto-lavable y de alta reflexividad dota a la especialmente compleja geometría interior de una solución de mantenimiento mínimo y gran luminosidad.

Con esta actuación, se dota al inmueble de la protección térmica y acústica de las que carecía en su proyecto original, pero respetando escrupulosamente el diseño y lenguaje arquitectónico definidos por el autor. La ejecución ha sido minuciosa y cuidada en cada detalle recuperando las modulaciones y materiales de la arquitectura preexistente

Se han resuelto las patologías previas que presentaba el inmueble, fundamentalmente: desprendimientos, puentes térmicos, filtraciones de agua y condensaciones mejorándose además notablemente la capacidad de aislamiento, transpiración de los paramentos exteriores y estética del inmueble. Se ha generado un importante ahorro energético tanto en calefacción como en refrigeración disminuyendo las emisiones de CO2.

El sistema weber.therm ceramic limita las pérdidas energéticas de la fachada a la vez que aporta una alta resistencia mecánica superficial y reduce las labores de mantenimiento de las fachadas. Está compuesto por una capa de material aislante, que puede ser mortero termoaislante weber.therm aislone o  placas de EPS estabilizadas, weber.therm placa EPS y una capa de regularización especialmente diseñada para garantizar la colocación del aplacado cerámico adherido con el mortero cola adecuado. 

Este innovador sistema permite revestir el material aislante, que es ligero y dúctil, con un material pesado y rígido, como es el revestimiento cerámico. Una solución que aporta impermeabilidad, resistencia mecánica y mejora del aislamiento térmico de las fachadas en edificios existentes y que permite además, mantener la estética del inmueble sin necesidad de utilizar los espacios interiores.