Macchina semplice: 100 años de la arquitectura al diseño

Una exposición que presenta un recorrido histórico de la evolución entre arquitectura y diseño, con la manilla como hilo conductor.

La arquitectura la “tocamos” cuando cogemos la manilla con la mano. Este gesto nos abre las puertas a sus diferentes espacios. De este modo, la manilla tiene una maravillosa carga “poética” como nexo de unión entre la persona y el espacio, entre el diseño de la arquitectura y el diseño del objeto.

Grandes arquitectos y diseñadores de todo el mundo, se han sentido atraídos por el reto de diseñar un producto “solo aparentemente simple”, como es una manilla para Olivari.

Esta exposición habla de personas, industria, objetos, diseño y arquitectura.

Por ejemplo, en 1954 Gio Ponti diseñó la manilla Lama para el rascacielos Pirelli en Milán. 60 años después sigue siendo vigente, y Rodolfo Dordoni lleva la manilla a su concepto más esencial con los modelos Total y Radial. Otras muchas emocionantes historias como estas recorren los más de 100 años de Olivari liderando el “made in italy”. Descúbrelo en esta exposición…

Nivel 2 Pabellón 6 / A163

Guillochè: joyas para la casa

Olivari sorprende de nuevo, innovando utilizando la técnica “Guilloché”. Propone una colección de manillas – joyas, caracterizadas por incisiones Guilloché, antigua técnica utilizada en el ámbito de la joyería, desarrollada con la contribución del Maestro Renzetti de Milán. El “Guilloché”, es una técnica decorativa de incisión realizada con máquinas específicas que, guiadas manualmente, generan un patrón preciso, intrincado y repetitivo. Esta técnica permite obtener una infinidad de patrones diferentes, al variar los parámetros según la sensibilidad técnica y estética del operario. Es posible que una de las primeras máquinas para realizar esta técnica, sea de origen suizo, quizás obra del ingeniero francés Guillot. Los primeros ejemplos de cajas de reloj realizadas con esta técnica, datan de 1624. La introducción efectiva en el sector de los relojes fue en 1786, cuando Abraham-Louis Breguet empezó a utilizarla habitualmente. Esta técnica se generaliza en el siglo XIX, sobre todo gracias a la obra de Peter Carl Fabergé.
Con motivo de la presentación de la colección Guilloché, Olivari ha editado el libro ECCENTRIC, se trata de una investigación sobre la expresión de los valores de la superficie – textura, promovida por Olivari. Con estos “cuadernos”, se intenta dar una visión más allá de la producción, con la idea de entrelazar un vínculo cada vez más estrecho entre proyecto y producción….

Nivel 2 Pabellón 6 / A157